Dulce introducción al caos

Vivir y enredarse. Desenredarse y vivir más aún.

lunes, 25 de junio de 2012

Solsticio


Deseos que se cuelan en forma de sueños, en la noche más corta del año.
Piel de gallina.
Explotan en el mundo onírico porque la realidad, censora, no les da cancha. Sólo en esas horas breves de la noche de San Juan se atreven a hacerse presentes.

Quemar lo malo. Y bailar cerca del fuego, sabedora de que al año que viene volveré a este mismo lugar. Aprender es una inversión a largo plazo.

Certeza de que lo que ha de ser, es: predestinación o magia.

Sueños breves para mi largo solsticio.
Deseo en estado puro.


Repito canción: la banda sonora de mis sueños a veces es recurrente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario