Dulce introducción al caos

Vivir y enredarse. Desenredarse y vivir más aún.

lunes, 7 de mayo de 2012

Silencio

Qué decir cuando ya es hoy.
Fue bonito lo de ayer, aunque tú quizás no lo sepas nunca.

Las cosas que no he dicho me rondan a veces. Es bueno que las palabras salgan, sí. Pero cuando hay tantas, cuando se agolpan para tener su lugar al otro lado de mis labios, prefiero callarlas por no invadirte, cerrar la boca y que el silencio diga lo que tenga que decir. Siempre me han gustado las palabras pero a veces confunden.

Y ahora, después de tanto silencio, me gustaría poder decir algunas cosas importantes: me faltan tus manos, echo de menos tu abrazo, te quiero, deseo que estés bien, siento hacerte tanto daño. 

Qué dificil es decir exactamente lo que quiero decir, cuando lo quiero decir, como lo quiero decir y a quien lo quisiera decir.

Acompaño mi silencio
bailando descalza
este precioso y último vals


No hay comentarios:

Publicar un comentario