Dulce introducción al caos

Vivir y enredarse. Desenredarse y vivir más aún.

domingo, 27 de marzo de 2011

Ya Rayah

¿Cómo puede un ser humano ser "ilegal"?

Todos tenemos algo de emigrante.
O lo tuvo alguien que nos precedió.
Hay odios que nunca podré entender.
Los juicios y prejuicios son miedo soterrado.
   A la diferencia. Al otro.
Las generalizaciones son fruto de nuestras psicosis.
Quizás ponerse en el lugar del otro es empezar a sanar.



Hay canciones significativas, como Ya Rayah, que hablan de aquel que tiene que dejar su casa.
Escuchándola soñé un día que el mundo era un lugar mucho más acogedor de lo que se empeñan algunos. 
Ahora creo que no fue un sueño.

martes, 22 de marzo de 2011

A los que aman

Comparto con vosotros y vosotras, amantes seres, esta joya:



(Chesus, si me lees un día -difícil-, no quiero que pienses que llevo escuchando a Drexler desde que compartimos casa... que ya sé que te di mucho el coñazo... aquello se me pasó... pero estos días no sé si soy yo... o es la luna -la más grande de hace 20 años, que algo influirá-... , el caso es que caigo y vuelvo a caer en aquel disco... en fin, espero que sepas entenderme...  hasta pronto!... besos)

lunes, 21 de marzo de 2011

domingo, 20 de marzo de 2011

Sioux

A menudo me siento como una Sioux. 
Una Sioux de hace tres siglos viviendo en un piso de 60 metros -en el 2011- con lavadora y horno, además. Entre lo absurdo y el desatino existencial. Entre lo cómico y lo exasperante. Cuando me siento así, no entiendo lo que me rodea, ni a quienes me rodean. Y caigo en una espiral entre la autocompasión y el cabreo que termina cuando toco suelo.
Tocar suelo tiene lo suyo; así que a veces me demoro en ese resbalarme por la espiral. Y ahí estoy, un poco así, como una Sioux descarnada, recién aterrizada en un mundo difícil: lleno de cacharros, de casas vacías, de plásticos y basura, de prisa, de ruido, de confusión, de hormigón, de humos, de malos humos, de mucho dinero y mucha hambre...
Y yo, de repente, tampoco lo entiendo..
No comprender el mundo significa también, lo dice en la letra pequeña, que el mundo no me comprenda a mí.
Así me siento también.

No me extenderé en explicar mi caída; hago lo que está en mi mano por asirme al tobogán y salir por arriba. 
Vencer el absurdo: suena derrotista, lo sé, pero vivir a ratos es esto.

Como buena Sioux, mientras caigo o no, seguiré celebrando mi particular Danza del Sol.
Que no todo es sobrevivir.

martes, 15 de marzo de 2011

Soy

Sola, por Ada Red

Soy y no soy tantas cosas 
que temo descubrirme 
y que luego tú descubras 
que soy la contraria.
Soy la que queda, sola,
al lado de quien no soy.

martes, 8 de marzo de 2011

Desafío a la vejez

Cuando yo llegue a vieja
-si es que llego-
y me mire al espejo
y me cuente las arrugas
como una delicada orografía
de distendida piel.

Cuando pueda contar las marcas
que han dejado las lágrimas
y las preocupaciones,
y ya mi cuerpo responda despacio
a mis deseos.

Cuando vea mi vida envuelta
en venas azules,
en profundas ojeras,
y suelte blanca mi cabellera
para dormirme temprano
-como corresponde-.

Cuando vengan mis nietos
a sentarse sobre mis rodillas
enmohecidas por el paso de muchos inviernos,

que todavía mi corazón
estará -rebelde- tictaqueando
y las dudas y los anchos horizontes
también saludarán
mis mañanas.

                                                 Gioconda Belli


Entre las mujeres imprescindibles,
también me lo parecen aquellas que, con gracia (que no con botox), 
desafían a la vejez.

lunes, 7 de marzo de 2011

Quién fuera

Quién fuera tú
para saber lo que piensas:
me rindo ante tu verdad
si te atreves a contármela.
No hay ojos más grandes
que los tuyos si me buscan.
No hay canción más triste
que la que nunca escuché.
Quién fuera aquel
que nunca deja de soñar.

(pincha para escuchar)

sábado, 5 de marzo de 2011

Brotar

Chito, por Ada Red

No sé si por la primavera
o porque ya tocaba.
Me siento brotar.

jueves, 3 de marzo de 2011

4 Non Blondes

Mi primer CD lo compré en el año 1993: Bigger, better, faster, more! de las 4 Non Blondes.
Yo tampoco era rubia, ni quería escuchar música para rubias.
Era y soy castaña, pero justo ese año empecé a teñirme el pelo con henna pasando a llevarlo rojizo durante un montón de tiempo; me gusta ese naranja fuego de la henna.
A lo que iba: compré aquel primer CD porque compré mi primera minicadena con mi primer sueldo de mi primer trabajo. El típico primer trabajo de mucha gente entonces: hostelería en el Pirineo.. Yo trabajé en Plan, ese pueblito precioso, en un valle increible, que se hizo famoso porque unos cuantos mozos aburridos de la soltería organizaron a mediados de los ochenta una "caravana de mujeres".
Pasaron tantas cosas en esos dos meses de verano en Plan...
Y hay  canciones que cuando las escucho, puedo tocar con los dedos aquel tiempo, vuelvo a oler los mismos olores de entonces si me acompaña esta música.

El What´s up? para mi era un desafío, un grito decidido al mundo: Qué pasa?, un sentirme diferente, la búsqueda de identidad, de destino.



Ahora que sé que Linda Perry es lesbiana, quizás entiendo la canción desde su punto de vista. En el fondo,  qué más da el motivo,  cuando todo es tan parecido... Lo que cuenta y canta es universal.
Las otras canciones unidas de un modo indisoluble a aquel verano son  Two Princess, del album Pocket full of Kryptonite, de los Spin Doctors, que sólo con intuirla me dan ganas de saltar y, por supuesto, el Échate un Cantecito, de Kiko Veneno, de la primera a la última canción: pura poesía cotidiana.
Dejo aquí  también Echo de Menos, porque sí, porque muchas veces he echado de menos aquel verano del 93.
No sé si ponerme a cantar, bailar, reir o llorar...
Vida en estado puro! Qué lujo.