Dulce introducción al caos

Vivir y enredarse. Desenredarse y vivir más aún.

miércoles, 30 de enero de 2013

Breve adiós para un largo enredo


Ato el último nudo. Ahora.
Es este un breve adiós para un largo enredo, a finales de mi enero en primavera.
Nada es para siempre. O todo lo es.

Abro mis brazos y también lanzo otra red a este profundo mar, verdiazul intenso.
No me olvido de ti. No hay manera.


Música para mi no adiós: Pienso, siento


Y si quieres, podemos encontrarnos aquí: De sueños y despertares pero todavía es pronto...

Te abrazo.

sábado, 12 de enero de 2013

Apnea

Estoy en apnea. No respiro. No hablo. No pestañeo. No duermo. No escribo. Te parecerá extraño pero es un estado plancentero. Se ha parado el mundo. Lo he parado yo.

Brutal experiencia asomarme al abismo de unos ojos sin color. Por fin. Y encontrar mi reflejo limpio, claro, en paz: me he visto acompañada. No sé ni cuánto ni cómo y ni siquiera si es real, porque las realidades me parecen casi ensoñaciones que se deslizan con los días, dulcemente, pero también con una firmeza que a veces da miedo. Me muevo, nos movemos. Eso sí lo sé. Tanto y tanto ha sido, que descanso las yemas de mis dedos y me repienso, a ver si me encuentro enredada o tampoco.

Este lugar no está en crisis, aquí no caben esas mandangas. Este rincón me ha proporcionado ratos de absoluta felicidad, me ha acercado a personas que merecen la pena. Y nos hemos entendido, porque hay lenguajes universales aunque a veces parezca que no. Es un lugar con muy poco ruido. He llorado amarga o emocionada o por encontrar algún destello de belleza perdido por ahí. Me he hecho un poquito más fuerte colgada de esta enredadera. Le debo tanto, que por eso ahora no sé muy bien cómo hacer.

Necesito un poco de silencio. La vida a veces se presenta tan desnuda que las palabras sólo emborronan la belleza de la piel.

Si un día me da por amarrar los últimos nudos de esta red, tengo pensado decírtelo e invitarte a otros lugares, a otros escenarios en los que nos podamos imaginar. Ahora mismo no me pienso de otra manera. Sigo necesitando compartir. Pero este espacio tan especial para mi, esta red para saltar sin red, quizás ya me ha hecho compañía el tiempo que precisaba. No lo sé. Todavía no estoy segura, pero esto es una advertencia: vas a ser la primera persona en saberlo.

Me quedo por aquí sin palabras. En apnea, latente,  agazapada como un alacrán, buscando mi destino.
Gracias.


viernes, 21 de diciembre de 2012

El fin del mundo


El punto final ha sobrevolado nuestras cabezas.
Y yo sigo aquí.
Este mísero fin del mundo no ha conseguido borrarte de mi mapa.
Con rumbo y desorientada.
Pero viva.


lunes, 17 de diciembre de 2012

Espanto


Cierro el periódico, no puedo más.
Espanto.

Me voy a poner un rock and roll. 
Con mucho hielo.


sábado, 15 de diciembre de 2012

Desvaríos en negro


No fue un encuentro casual.
Lo sabemos tanto tú como yo. No creo en esas gilipolleces del azar. Págame y seré una tumba. Olvidaré incluso el plan que diseñé para encontrarte. Págame y bórrate.

Puta realidad, más cruda que cualquier novela negra.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

sábado, 8 de diciembre de 2012

Propina


A veces hay cosas simples que atrapan mi atención, como este cartelito invitando a dejar propinas que encontré  en un bar de Camden Lock...


Es un poco lo que me pasa contigo: te miro, me haces gracia y me dan ganas de cometer excesos.
En los tiempos que corren...


jueves, 6 de diciembre de 2012

Verdad


La verdad es un material explosivo que sólo se puede manejar a pecho descubierto. Hay que estar un poco loco.

Estar del lado de la verdad es vivir a tumba abierta.
Vivir en mayúsculas.
Nadie dijo que fuese fácil.


lunes, 19 de noviembre de 2012

Mi (ex)vecino


Nunca he conocido a nadie tan parecido a su perro como mi exvecino del tercero. Ojos azules cristalinos, pelo canoso. Y guapo, muy guapo. Dueño de un husky siberiano.

Vivíamos en una casa en la que se oía todo. Sin hacer ningún esfuerzo yo sabía cuando subía, bajaba, se duchaba y alguna cosa más íntima. Estos bloques de corchopan en los que habitamos no dan casi lugar ni a la vida privada.

El caso es que poco a poco nos fuimos conociendo, los tres. A mí me interesó mucho este tipo, su pasado de novela y su perro. Un día me invitó a cenar. Bebimos vino y charlamos un buen rato en la terraza. Acabamos no sé cómo medio enredados en el sofá.

También fumamos un poco. Pero nada fue suficiente para que yo dejase de fijarme con horror en el suelo de su casa, exactamente igual al de la mía, pues éramos vecinos... pero no cabía ni un pelo más de su perro. Un escenario desalentador.
 
Yo no soy muy tiquismiquis y el tío me atraía bastante, pero hay cosas, aunque a ojos de los demás sean invisibles, que a los ojos propios les parecen la materialización de la antilujuria.

Todavía nos llamamos de vez en cuando. Me gustaría preguntarle si aún tiene el perro, pero me da pereza que me diga que sí.

Demasiado rock and roll.


domingo, 18 de noviembre de 2012

¿Qué puedo hacer?


"Me como mucho el tarro, tengo esa costumbre tan de... desgraciao".

Antonio Luque (Sr. Chinarro)


martes, 13 de noviembre de 2012

Presente


El pasado es una trampa de la memoria.
El futuro, de la imaginación.

Aquí estoy, meciéndome en un tiempo sin tiempo.
Suspendida en un instante de infinito.
Colgada de una estrella.
Ojos abiertos.
Yo.


Bidegorri, pour moi


viernes, 9 de noviembre de 2012

Entre los párpados (I)


LA NOCHE / 1 
No consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los párpados. Si pudiera, le diría que se vaya; pero tengo una mujer atravesada en la garganta. 

LA NOCHE / 2 
Arránqueme, Señora, las ropas y las dudas. Desnúdeme, desdúdeme. 

LA NOCHE / 3 
Yo me duermo a la orilla de una mujer: yo me duermo a la orilla de un abismo. 

LA NOCHE / 4 
Me desprendo del abrazo, salgo a la calle.
En el cielo, ya clareando, se dibuja, finita, la luna.
La luna tiene dos noches de edad.
Yo, una. 
Eduardo Galeano


martes, 6 de noviembre de 2012

Otredad

"La otredad es un sentimiento de extrañeza que asalta al hombre tarde o temprano, porque tarde o temprano toma, necesariamente, consciencia de su individualidad".
Octavio Paz

Hay momentos en que esa extrañeza me abruma: pienso en mi individualidad, que es siempre la misma... y parece que fuera de mí nada exista. Es extraordinario cuando ocurre. Segundos de consciencia plena de mi singularidad. Y de lo lejos que está de la singularidad de cualquier otra persona. Soledad inherente. Destellos de cordura solitaria. Momentos de claridad. Duele a veces, pero es lo que hay.


martes, 30 de octubre de 2012

Por un mundo mejor


Hoy no cuento nada.
Sólo os mando un abrazo.
Y un guiño, por un mundo mejor ohohohohhhhhhh...

domingo, 28 de octubre de 2012

Nuestras cosas


Hay cosas que por mucho que te diga, nunca sabrás.
La vida es también una sucesión de secretos y acertijos.
Entre tú y yo.


sábado, 27 de octubre de 2012

jueves, 25 de octubre de 2012

Cuerda de atar


Ayer, pronto por la mañana, cogí la bici y salí de casa silbando, medianamente feliz, con buena cara al mal tiempo, hacia el hospital, donde me puse enferma. Curioso.
Luego hice algunas de mis rutinas. Escribí rarezas. Quise comprar mandarinas. Pero no hay manera. Pensé en mis miedos. Me reconcilié con alguno de ellos. Bailé por casa. Llamé a gente del pasado, para traerla al presente. Compré harina a mi panadero preferido... no sé, por hablar con él un poco más suelo comprarle cosas absurdas que luego van rodando por mis armarios. Me obsesioné un rato contigo o con lo que a mí me gustaría que fueras tú, que en realidad es otra cosa. Que no eres tú. Estuve sola también, incluso me olvidé un rato de que existes. Inquietante. Lei un capítulo de El Valle de los Avasallados. Muy corto. Planeé ir a ver lobos. O a bailar con lobos. Me encontré con niños, con los que tengo una relación mucho mejor que con la mayoría de los adultos. Soñé. Hice listas. Muchas listas. Cada día hago más listas para todo, como si fuera a olvidarme de repente de comer. En algunas listas lo anoto "comer, comprar pan, depilar..." bffff... Agotadora.

Ayer, tarde por la noche, cogí la bici y salí de casa silbando, medianamente feliz, con buena cara al mal tiempo, hacia el cine, donde me dormí. 
Y eso, me hizo pensar. Mucho.


martes, 23 de octubre de 2012

Pasa el otoño


Pasa el otoño
también aquí...

Tiempo de echar de menos
lo bueno que fue o incluso será.
O lo que nunca existió.


El otoño es un tiempo dorado
maravilloso
pero no te dejes atrapar.


viernes, 19 de octubre de 2012

Ainss


Como el día
lluviosa y azul.

Gracias, Tom
por cantarlo tan bien


Plan B


Mi plan B
eres tú
pero te empeñas
en correr despacio
y alejarte acercándote
y yo
me vuelvo loca
pero más cuerda que nunca
y me subo a tu globo
con mi vértigo
y todo.

lunes, 15 de octubre de 2012

jueves, 11 de octubre de 2012

Cuidado con la perra

Entre el cielo y el suelo
olfateo la vida
Entre la realidad y el sueño
espero
Tengo paciencia
pero
no me incites a enseñarte los dientes

Vida perra? pour moi

jueves, 4 de octubre de 2012

Sobrevivir al vacío

Cuidado con el vacío, se comporta como una ventosa que se te agarra al alma.
Y el otoño cataliza el proceso.

Da vértigo. Miedo. Ganas de salir corriendo.
Pero el vacío, en realidad, no es nada.

Nada. Nunca. Nadie. No.
No hay palabras amables para el vacío.
La única posibilidad que deja es sobrevivirle.


jueves, 27 de septiembre de 2012

Ambiguo


Experto en puertas abiertas
Graduado en puntos suspensivos
Doctor en tensión no resuelta

efímero y ambiguo
mientras yo
me desgarro sin ruido


miércoles, 19 de septiembre de 2012

Lunática




Ilustración de Sasha Ivoylova

Te expliqué que vivo en la luna y, aún a riesgo de perderte, hoy te lo repito: soy una lunática. No intentes entenderlo. Tampoco me sometas a juicio. Nací así.

Desde mi posición, mitad condena, mitad privilegio, soy capaz de comprender cosas con gran claridad, mientras que lo que queda del otro lado de la luna, entra en eclipse y, te pongas como te pongas, no lo puedo ver.

Acostumbro a mirar la tierra, tan lejos y tan cerca, por si te encuentro entre los puntitos de luz. Lo peor es cuando hay luna nueva; así no hay manera de seguirte la pista... Reina la oscuridad.

Pero... ay! con la luna llena... Con la luna llena me deslizo por su superficie redonda, gigante; me hacen cosquillas sus cráteres en la lunática piel. Y te veo. Me divierte verte en tus juegos tontos, como esperando un milagro... Qué pequeño te veo... 

Y es en esos momentos cuando entiendo, que bien puede ser que los milagros existan en (nuestra) realidad. Lo demás es luna nueva.

martes, 18 de septiembre de 2012

Que suene Mali


"Antes de que podamos perdonarnos unos a otros, tenemos que entendernos"

"Requiere menos esfuerzo intelectual el condenar que el pensar"

"Si el amor no sabe cómo dar y recibir sin restricciones, no es amor, sino una transacción que nunca deja de insistir en más o menos"


"Prefiero tener rosas en mi mesa que diamantes en mi cuello" 

"Si no puedo bailar, tu revolución no me interesa"

Emma Goldman


Que suene Mali, que les dejen cantar
¿hay un mundo posible sin música?
A mí, si no puedo bailar, tampoco me interesa ninguna revolución...


viernes, 10 de agosto de 2012

Tormenta


Estallan truenos
que dejan sin respiración
Calor asfixiante
tormenta de verano
Energía que se acumula
hasta romper el cielo en dos

Se acabó la tregua

Tierra mojada
bajo mis párpados


viernes, 3 de agosto de 2012

(Des)memoria


Mi memoria juega al escondite.

Parece como si saltase de flor en flor, incapaz de posarse en los cardos. Duelen las espinas. Cuando te pinchas en una de ellas, algo se desprende por el torrente sanguíneo. Y los recuerdos negros se deslizan hasta el corazón.

Yo no olvido fácilmente pero a mi memoria le entretiene jugar a esconderse y me oculta lo innombrable: para no hacerme tanto daño, para no verme triste. Sin embargo, otras veces me sorprende reglándome recuerdos brillantes,  instantes de luz. Carne de gallina.

A lo largo de los años comprendí que los recuerdos intensos son el mejor tesoro que nos queda del pasado. Y el pasado es todo menos el efímero presente. Todo y nada, todo o nada.

Ahora, en lugar de pesarme el  no recuerdo, cada día es una reconciliación gozosa con mi memoria desmemoriada, tan caprichosa. Sólo lo importante.

Y sí, todavía me acuerdo de ti. 
Y de que el amor está en el camino.
Y de poco más...


miércoles, 1 de agosto de 2012

6 acordes


Seis acordes pueden cambiar una vida. O dos. Si no, que se lo pregunten a Leonard Cohen. He encontrado por casualidad las palabras que dijo al recibir el Premio Principe de Asturias de las Letras en el 2011. Hay algo conmovedor en este hombre de voz rasgada. También en lo que cuenta. Y en lo que canta.

El caso es que para mí, habla de regalos. Y da su agradecimiento: a la tierra, a la voz de Lorca que le dio permiso para descubrir su propia voz, al español que le regaló esos seis acordes y decidió marcharse... quién sabe si regalándole también curiosidad por seguir explorando, más allá de la tristeza.

Me hace pensar en la infinidad de regalos que nos hacen: unas palabras, un tiempo compartido, un olor, una canción... Cada día nos llega algo de los demás, en mil y una formas. Regalos que pueden cambiarte la vida o, al menos, enriquecerla. Y también me hace pensar en lo vulnerable de lo vivo. Hoy aquí, mañana allá.

Por eso hay que tener los sentidos despiertos para no pasar por alto ninguno de los regalos que recibimos. Y no olvidar que, aunque a veces parece que has cogido un raíl que te lleva hacia el norte, un día te llegan seis acordes casuales de alguien que se cruza levemente en tu camino y continuas, inevitablemente, hacia el sur. 

Gracias Leonard! 



domingo, 15 de julio de 2012

Brutal


Vivir es violento
hay bombas
fobias
maniobras de guerrilla
y desengaños 

Sangre que se derrama
hay sufrimiento
enfermedad
falta de coherencia
y desmayo

Brutal es el dolor de estar viva
sobre todo si las balas
me encuentran
bailando desnuda

Brutal es la ceguera
que no deja ver
que más allá del dolor
está la vida



Como Chavela Vargas,
que a sus 93 años sigue siendo desgarradora y brutal.

viernes, 13 de julio de 2012

Lo intangible


Apología de lo intangible: la belleza, la energía, las ideas, la música, la virtud, un paisaje, el amor, el humor, la risa, la alegría, los sueños, la solidaridad, una sonrisa, un rayo de sol que se enreda en mi pelo, la salud, el deseo...

Más allá de las personas que queremos, todo lo importante es intangible. Incluso lo realmente especial de las personas, lo que nos hace singulares, es intocable. Lo otro es carne (cruda).

Nadie tiene tanto poder como para arrancarnos lo intangible.
Y mira que lo intentan, dando zarpazos acá y allá, tocando más allá de lo razonable.
Me dan igual. Que les jodan.
He aprendido  a esperar sin razón.

Tengo la certeza de que mi alma necesita una alta dosis de libertad simplemente para ser. Y cada vez veo más claro que lo tangible, resta.

Un día más me quedaré sentada aquí...


martes, 10 de julio de 2012

Pequeña

Cuanto más grandes son mis palabras, más pequeña me siento, sabedora de que lo que no digo es infinito. 
Preñada de infinito. Así estoy. Todo es demasiado. Digo demasiado pero me callo más. Siento demasiado y a la vez noto el sabor amargo de la anestesia en la boca. Envidio las medias tintas y sin embargo en ellas me ahogaría: en el mar tranquilo de las medias tintas.

Puede que no tenga remedio.
O puede que simplemente sea cuestión de perspectiva...


 

miércoles, 4 de julio de 2012

Medio pan y un libro


Alocución de Federico García Lorca al Pueblo de Fuente de Vaqueros (Granada). 
Septiembre 1931.
“Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí. ‘Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre’, piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Ésta es la melancolía que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruin, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasión.
Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aquí honrado y contento de inaugurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada.
No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.
Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y ¿dónde están esos libros?
¡Libros! ¡Libros! He aquí una palabra mágica que equivale a decir: ‘amor, amor’, y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras. Cuando el insigne escritor ruso Fedor Dostoyevsky, padre de la revolución rusa mucho más que Lenin, estaba prisionero en la Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; y pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía: ‘¡Enviadme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera!’. Tenía frío y no pedía fuego, tenía terrible sed y no pedía agua: pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del espíritu y del corazón. Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.
Ya ha dicho el gran Menéndez Pidal, uno de los sabios más verdaderos de Europa, que el lema de la República debe ser: ‘Cultura’. Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz."

Qué grande...


miércoles, 27 de junio de 2012

De repente

De repente
ya no es ayer
ni soy la misma

Avanza la vida
aunque a veces
parece que retrocede
como resaca de las olas

De repente
no hay ojos donde mirar
ni manos donde asirse

Nunca estamos preparadas para los de repentes



lunes, 25 de junio de 2012

Solsticio


Deseos que se cuelan en forma de sueños, en la noche más corta del año.
Piel de gallina.
Explotan en el mundo onírico porque la realidad, censora, no les da cancha. Sólo en esas horas breves de la noche de San Juan se atreven a hacerse presentes.

Quemar lo malo. Y bailar cerca del fuego, sabedora de que al año que viene volveré a este mismo lugar. Aprender es una inversión a largo plazo.

Certeza de que lo que ha de ser, es: predestinación o magia.

Sueños breves para mi largo solsticio.
Deseo en estado puro.


Repito canción: la banda sonora de mis sueños a veces es recurrente.

viernes, 22 de junio de 2012

El lugar correcto


Pocas veces he estado en el lugar correcto ni he dicho la palabra adecuada en el momento preciso. Hoy no es distinto y por un momento, sólo por un momento, he estado a punto de tirar la piedra sin esconder la mano; una piedra tan gorda que habría abierto un agujero tan grande entre tú y yo,  gigantesco, que difícilmente habríamos olvidado el momento. Ese sí que habría sido un preciso momento. 

Fantaseo con que mi suerte sería otra si hubiese aprendido de verdad a estar en el lugar incorrecto. Mierda! Desde allí he de manejarme y lidiar con lo que hay. A veces creo que es todo absurdo, tan absurdo como que trates de entenderme cuando me pongo así. No hay posibilidad. No way. Después de lo de hoy, sólo puedo recomponerme y esperar. Y entonces esperar más aún. El silencio y el tiempo no convierten lo que hay en otra cosa mejor, pero dan la tregua suficiente para que al menos la imaginación comience a construir algo en ese lugar que, puede que no sea el correcto, pero es el que he elegido, por ahora. Y también para poner las piedras fuera del alcance de mis manos.


martes, 19 de junio de 2012

Otoño en primavera

Día de charcos
otoño en primavera
Hay motivos

Menos mal que yo
guardo rayos de sol
en el corazón
y algo de esperanza
en el bolsillo

El cielo se abrirá y será casi verano


martes, 5 de junio de 2012

Realidades diversas


El mismo universo, galaxia, planeta
iguales referencias geográficas
idénticos puntos cardinales

Y sin embargo
la amenaza de no encontrarse
sobrevuela
mezquina
sobre nuestras cabezas


sábado, 2 de junio de 2012

Búsqueda

Sucede que se me pasan los días buscando aquello que, en realidad, no me resulta extraño: tratando de aprender cosas que en el fondo sé, añorando una situación ideal que casi podría tocar con los dedos, luchando por conquistar una especie de vibración que en realidad me acompaña y echando de menos a alguien que seguramente está muy cerca.

Todo a mi alrededor y yo sigo siempre buscando.
Suena raro.

Quizás la vida sea sólo eso: la incesante búsqueda, llena de dolor y placer, de lo que tenemos cerca o incluso dentro. Rodeamos esa búsqueda de tantas capas, que olvidamos vivir y nos ocupamos en banalidades: melodrama de alto voltaje. Hacemos meditación trascendente basada en la filosofía hinduista de octava generación buscando respuesta a nuestras dudas existenciales e insultamos al vecino porque no piensa del mismo modo que nosotros. Y así vamos, tropezando y buscando fuera lo que quizás es fácil resolver si miramos dentro con un poco de sentido crítico. Y constructivo. 

Pero es que a veces vivir en serio, acojona. 
Y tomarse la vida al pie de la letra no puede ser bueno para la salud.




 Una canción alegre pero triste, que llega desde Austria. 
 Me gusta. 
 Y un vídeo sobre esa búsqueda... 
  mmm

jueves, 31 de mayo de 2012

Pepinazo


El mayor bombazo pueden ser dos palabras, una llamada telefónica, tu mirada... unos segundos de parada cardíaca, mi salto al vacío.
El bombazo acecha a cada segundo; sobre todo si la adrenalina se proclama independiente.

A veces pienso en bombas, en balas, en explosivos de verdad. En lo anecdótico que resulta vivir. Y pienso también en personas que conviven con sus sonidos. Y con el agujero que dejan. Entonces entiendo que hay mundos en el mundo de los que hoy no puedo ni hacerme una remota idea. Me horroriza esa idea.

Y mis bombas cotidianas pueden ser igual de violentas, pero hay algo en las armas de fuego que me es ajeno: literal y afortunadamente.
 

martes, 29 de mayo de 2012

¿Por qué llora el niño?

Bidinte, o como cantar de la tristeza desde la alegría.
Gracias.

"¿Por qué llora el niño? Tiene dolor en su cuerpo. ¿Por qué llora el niño? Estará harto de ver tanta sangre. Vinieron los pájaros grandes con sus cuerpos de fuego, vinieron los pajaros grandes con sus huevos de muerte. Cazadores desconocidos, por equivocación -dicen- dispararon a las aldeas. Cazadores, negros como nosotros, se equivocaron y dispararon a los campos. Los campos ardieron y las aldeas también. Nos duele, nos duele el alma."


lunes, 28 de mayo de 2012

Mareo

No sé si es la luna
las mareas
cómo gira el mundo
o soy yo

Sólo sé
que en ocasiones el vértigo está

Pero tampoco temo ya a las mareas
sólo las veo pasar


miércoles, 23 de mayo de 2012

Rutina

Bendita rutina.
Que permites los días sin sobresaltos y las emociones razonables.

Maldita rutina.
Que evitas las sorpresas y asfixias la vida.

La única rutina que me salva eres tú.
Y un montón de pequeñas cosas que me invento mientras espero.


sábado, 12 de mayo de 2012

12.05.12

AHORA

Ahora es el momento de hacer lo que más quieres.
No esperes al lunes, ni esperes a mañana.
Que no aumente en ti la caravana
de sueños pisoteados. Ya no esperes.

No reprimas por miedo o cobardía.
No postergues la vida con más muerte,
y no esperes nada más de la suerte
que no hay más que tu tesón y tu energía.

Si tu sueño es hermoso dale forma
como esculpe el arroyo la ribera;
como el viento que vive y se transforma.

Y para que todo resulte a tu manera,
redacta para ti mismo tu norma
y convierte tu otoño en primavera.

e. j. malinowski

lunes, 7 de mayo de 2012

Silencio

Qué decir cuando ya es hoy.
Fue bonito lo de ayer, aunque tú quizás no lo sepas nunca.

Las cosas que no he dicho me rondan a veces. Es bueno que las palabras salgan, sí. Pero cuando hay tantas, cuando se agolpan para tener su lugar al otro lado de mis labios, prefiero callarlas por no invadirte, cerrar la boca y que el silencio diga lo que tenga que decir. Siempre me han gustado las palabras pero a veces confunden.

Y ahora, después de tanto silencio, me gustaría poder decir algunas cosas importantes: me faltan tus manos, echo de menos tu abrazo, te quiero, deseo que estés bien, siento hacerte tanto daño. 

Qué dificil es decir exactamente lo que quiero decir, cuando lo quiero decir, como lo quiero decir y a quien lo quisiera decir.

Acompaño mi silencio
bailando descalza
este precioso y último vals


miércoles, 2 de mayo de 2012

Como el agua




"La libertad no hace felices a los hombres, 
los hace sencillamente hombres"
                                                                             Manuel Azaña

lunes, 30 de abril de 2012

Pesa

Me pesa la lluvia
los días grises
las dudas existenciales
las ausencias
el tiempo que se va
y lo que no es
o nunca pudo ser

Las palabras-misiles
que salen imparables
sembrando el pánico
haciéndonos víctimas
Esas también me pesan

El sueño que se retrasa
El cansancio de otras vidas
Tus manos que no están
Los ojos que ya no miran
Mi casa desordenada

Pesa la vida tantas veces
que ser consciente
de la intensidad de estar viva
o acabar arrastrándome
es la diferencia
entre poder calibrar la balanza
o no.

Pesa este instante
pasa este instante


miércoles, 25 de abril de 2012

Efímero


Felicidade se acha é em horinhas de descuido 
                                                               Joao Guimaraes Rosa


La felicidad llega cuando te despistas, cuando no estás pendiente de si viene o va. 
Es una novia caprichosa, ésta.
Y efímera.
 
Como el olor de la tormenta del sábado pasado.
O después, cuando el cielo y el suelo se empeñaron en componer un lienzo bellísimo...


Como el abrazo que esperas. O incluso más, el que ni imaginas.
En algunas palabras también se esconde.

También se entretiene en la música, donde me abandono tantas y tantas veces. Esos ratitos con banda sonora en los que sólo puedo ser feliz, porque todo discurre en tanta armonía que es imposible no dejarse llevar al otro lado. 

Maravillosas horillas de descuido.

Algunas veces la felicidad llega de rebote, como me ocurrió ayer.

Gracias, Loreena. Un poco por todo.

jueves, 19 de abril de 2012

Lo mejor de ti

Me deslizo
por las cuerdas de tu arpa
comprendo
que por encima de  palabras 
la música 
expresa de modo inequívoco
sin gramática

Belleza

No necesito hablar idiomas
para conectar con lo mejor de ti